Cómo hacer que los niños se laven los dientes sin protestar

 

 

Uno de los hábitos más importantes que debemos inculcar en los niños es lavarse los dientes y la higiene bucal.

No hay que olvidar que los dientes, además de proporcionar una bonita sonrisa, son el órgano principal del aparato digestivo y son los responsables de que podamos triturar los alimentos correctamente.

Sin embargo, los dientes muchas veces son olvidados hasta que empiezan a sugir los primeros problemas. Para que los pequeños tengan una buena salud dental se deben cepillar los dientes al menos 3 veces al día, después de cada comida, pero esta tarea a menudo es complicada.

En muchas familias es habitual que haya verdaderas luchas para que los niños se laven los dientes y muchos pequeños mienten cuando les preguntan si se han lavado los dientes, por eso es importante motivarles para que lavarse los dientes deje de ser un suplicio y se convierta en algo agradable para ellos.

Convertir el lavarse los dientes en un juego

Una forma de hacer más divertido el momento de lavarse los dientes es con Pete y Oscar, las nuevas mascotas de la pasta de dientes. Pete es un perro y Óscar un gato que sustituirán el tapón habitual de la pasta de dientes y harán mucho más divertido el momento de lavarse los dientes, la pasta saldrá directamente por la boquita de estas mascotas, algo que encanta a los más pequeños de la casa. Seguro que con ellos ya no serán necesarias más luchas para que los niños se quieran lavar los dientes, sin duda empezarán a tener la boca más limpia mediante el juego con estos juguetes.

Manualidades y plantillas para maquillaje

maquillaje para haloween

A los niños les gusta mucho disfrazarse y convertirse en otros personajes, y ahora que Halloween está toca aq las puertas, tienen la excusa perfecta para convertirse en su personaje favorito.

Sin duda el secreto del disfraz perfecto está en el maquillaje, sobre todo cuando el presupuesto es limitado, sólamente con un buen maquillaje te puedes convertir en el personaje que desees y además son manualidades muy divertidas.

 

Para conseguir el maquillaje ideal que ponga el broche perfecto hoy os presentamos las plantillas ¡Maquillaje con imaginación de Imaginarium Unas plantillas resistentes, flexibles, adhesivas, pero no irritantes, reutilizables y lavables con orginales diseños que te permitirán dar vida a cualquier disfraz. Con ellas puedes estampar sobre la piel escudos, espadas, barcos…

Para utilizarlas sólo hay que despegar la plantilla con cuidado, colocarla sobre la piel por el lado adhesivo para que no se mueva y aplicar el maquillaje sobre ella. Una vez que hayas terminado la puedes lavar y recoger hasta que la vuelvas a necesitar.

Con las plantillas ¡Maquillaje con imaginación! se favorece la imaginación y la creatividad de los niños, estimula la empatía y la reproducción de roles, mejora la habilidad y la destreza manual, potencia la coordinación ojo-mano y facilita la socialización y la expresión verbal y de emociones.

 

Caja para dientes de leche. Ratoncito Pérez

dientes de lecheLlegó el momento a tu hijo se le cae mi primer diente de leche.

Somos conscientes que una caja para dientes de leche de vuestros hijos no es un juguete didáctico ni un juego de entretenimiento, pero la nostalgia, nos ha llevado a recordar este maravilloso objeto, que con el paso de los años, le iréis tomando afecto.

Parece una tontería, pero si no tenemos una cajita de este estilo, la mayoría de veces, el diente acaba guardado en un rincón de casa, que con el paso del tiempo, ya no recordamos dónde está.

Cada niño es diferente, pero a partir de los 5 años, ya se empezará a mover algún diente, y por tanto, se iniciará el largo y tortuoso camino de cambiar a los dientes definitivos.

 

Este cambio, a algunos de vuestros peques, les puede causar cierta ansiedad e intranquilidad, ya que no están acostumbrados a “librarse” de un trocito de su cuerpecito, coincidiendo además con una fase de muchas transiciones, como es el inicio de la escuela primaria.

El ratoncito Pérez y los dientes de leche

¿Un poco de mitología? Es inevitable pensar en el Ratoncito Pérez, cuando se nos cae un diente. La leyenda dice, que el niño colocará el diente debajo de la almohada, y mientras duerme, éste se lo cambiará por un regalito.

En países anglosajones, se le llama el “Hada de los dientes”, y por ejemplo, en Francia es La petite souris y en Italia, “Il topolino”. En algunos países asiáticos, como India, Corea, Vietnam o Japón, la tradición dice que el niño lance el diente hacia el techo de casa, al tiempo que pide un deseo. En cambio, en países de Oriente Medio, la costumbre es lanzarlo al cielo en dirección al Sol.

¿Sabíais que los dientes de los ratoncitos crecen durante toda su vida? En fin, son sólo anécdotas que nos gusta compartir con vosotros, papis y mamis.

¿Y qué mejor que un “mágico” cuento tranquilizador para convertir esta intranquilidad en felicidad? Es la mejor manera de hacerles entender, que perder un diente es un proceso natural y que no deben tener miedo a estos cambios.

Ahora nos viene a la mente, el magnífico libro “¿Quién se ha llevado mi queso?”, protagonizado por un ratoncito con miedo a los cambios. Si no lo habéis leído, os lo recomiendo, es genial.

A continuación, os dejamos una historia que esperamos os guste, lo podéis leer por la noche, a la hora de acostarlos. Otro día, os hablaremos de las ventajas que supone leerles un cuento.

¡A dormir, que ya viene el Ratoncito Pérez! Felices sueños pequeñines …

 

Manualidades de collares y pulseras de madera

manualidades infantiles de collares

¡Qué chulo y divertido! Que vuestros hijos se puedan diseñar sus propios collares y pulseras de madera. Ésta es una de aquellas manualidades, que podéis compartir con ellos, en una de aquellas tardes lluviosas de primavera, en que uno no sabe qué hacer, pero tampoco quiere escoger el camino fácil, que sería poner una peli en la tele.

Nosotros lo recomendamos tanto para niñas como para niños desde 5 años en adelante. No penséis que sólo “ellas” disfrutarán creando sus propias joyas. A “ellos” también les encantará hacer sus creaciones artísticas, y evidentemente, llevarlas puestas. Es gracioso verles, a veces, con collares colgando hasta el ombligo, jejeje. Pero vuestros peques se sienten orgullosos de su obra maestra.

 

Este tipo de manualidades infantiles incluyen normalmente un set de abalorios, o lo que es lo mismo, piececitas de diversas formas, colores, diseños y materiales, que podrán utilizar para confeccionar sus diseños, como collares y pulseras.

Manualidades e collares para fomentar la creatividad

Aprenderán a hacer un collar, una pulsera trenzada o un collar rítmico. Llevando a cabo esta actividad, les estamos favoreciendo su capacidad de expresión e imaginación. Pensamos que es importante, que durante su etapa infantil, adquieran el máximo de “inputs” artísticos, aunque no necesariamente de adultos se vayan a dedicar en exclusiva de manera profesional a dicho mundillo.

Para los niños más activos y nerviosos, puede (y es) una buena actividad para mejorar la concentración y el control de la motricidad de las manos. Aunque la mayoría de los niños aprenden a controlar estos movimientos en los primeros años de infancia, es esencial para la coordinación de ciertos movimientos, como escribir.

La seguridad a la hora de realizar manualides es un elemento clave, por ello es necesario que tengáis en cuenta que en este tipo de manualidades se van a emplear piezas que normalmente tendrán unas dimensiones pequeñas. Por lo tanto no son aptas para que los niños más pequeños las realicen dado el riesgo de accidente por ingestión de los componentes más pequeños. Son por tanto manualidades para niños de primaria en adelante.

En este tipo de manualidades el recortar y pegar cartulinas pasa a un segundo plano. Elegir piezas de diferentes formatos y colores y combinarlas entre sí será el punto de partida para fomentar la creatividad en el juego de los niños.

Y nunca se sabe … quizás estáis incubando el próximo ¡imperio Tous!